ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS Y MELATONINA

Entrevista al Profesor Bardasano

Podemos añadir a esta interesante entrevista que la Glándula Pineal no sólo actúa sobre el proceso de envejecimiento, sino que es la conexión entre el plano físico y el espiritual, una fuente de energía etérica, que activa poderes sobrenaturales. Se la considera como la sede del alma, punto de acceso a las elevadas dimensiones, estimulando nuestra mente superior y desarrollando potencias intelectuales.

La Glándula Pineal es como una antena de radio, enviando y recibiendo pensamientos, y despertar la Pineal no es solo una manera de ver espíritus, sino una forma de integrarse con lo divino, acceder a la gran verdad e interactuar con el Paraíso – Traer el Paraíso a la Tierra. Por lo tanto, conviene mantenerla en buen estado de funcionamiento. A continuación, la entrevista…

“- ¿Cómo pueden influir sobre nuestra salud las ondas electromagnéticas?

Nosotros somos seres bioquímicos, pero también somos seres biofísicos y dentro de la física somos seres bioelectromagnéticos porque las cargas eléctricas en movimiento generan siempre magnetismo. Esa electricidad en nuestro cuerpo se puede ver en un electroencefalograma o electrocardiograma. Producimos ritmos biológicos como el ritmo cardíaco: sístole-diástole. Igual que inspiramos y espiramos. Otro ritmo interesante es el ritmo sueño-vigilia. Más o menos adaptable, pero siempre solemos dormir por la noche, con la ausencia de luz y levantarnos por la mañana. Es un ritmo circadiano que nos conecta con los ritmos de la naturaleza, de traslación y rotación de la Tierra. La encargada de sincronizar ese ritmo es la luz. La luz tiene una pequeña franja del espectro de radiaciones electromagnéticas y es la que pone en hora los ritmos de nuestro propio cuerpo, a través de los relojes biológicos. Cuando los ritmos se descompensan por algún motivo, como las ondas electromagnéticas, aparecen cronopatías que pueden alterar desde los ritmos celulares, los más pequeños, hasta los más importantes, creando serios problemas.

– Hay estudios que declaran que las ondas electromagnéticas inhiben la producción de una hormona esencial ¿Nos lo puede explicar?

Uno de nuestros relojes biológicos es la glándula pineal que está en el centro geométrico del encéfalo, un sitio estratégico y desde tiempo inmemorable formó parte de un tercer ojo. Mientras dormimos, entramos en la obscuridad y nuestras constantes vitales cambian el ritmo. Por la noche se fabrica muchas cosas que no se fabrican durante el día y entre ellas, se fabrica una hormona importante en la glándula pineal que es la melatonina. La melatonina es una sustancia que atraviesa la barrera hematoencefálica, entra a la membrana celular de todas las células. Es un poderoso antioxidante y suelen estar relacionados con el envejecimiento, el cáncer y otra serie de destrucciones de las células. La melatonina destruye aquellos radicales libre y protege a la carga genética. Por alguna razón si hay una ruptura del ritmo luz-obscuridad se produce la citada cronopatía y esto es una falta de dirección. Se crea disarmonía de la maquinaria compleja por la ruptura del ritmo pineal. Si la melatonina falta, aquellas personas que tienen una idiosincrasia, una carga genética de predisposición, tiene una alta probabilidad de desarrollar una neuroplasia. Aquí nace la hipótesis de la melatonina.

– ¿En qué consiste esta hipótesis?

La hipótesis de la melatonina dice que los campos electromagnéticos inhiben la posibilidad de que la glándula pineal actúe y no haya melatonina y si no hay melatonina, puede haber cáncer y entre ellos el de mama. Esta hipótesis pone en relación los campos electromagnéticos de extremadamente baja frecuencia y el cáncer de mama. Si hay radiaciones parecidas a la luz, actúan como si fueran luz, aunque no las veamos y son continuas (es lo que los alemanes identificaron como sincronizadores externos adicionales) y resulta que la contaminación electromagnética, cada día más creciente, está actuando como un sincronizador, inhibe la glándula pineal y no se produce melatonina o hay trastornos.

– ¿Cómo es posible que no las veamos y sin embargo sí nos afecten tanto las ondas electromagnéticas?

Auque tú no la veas tu cerebro está respondiendo. Parece imposible pero nuestro grupo lo ha demostrado. Nosotros hicimos un experimento con una persona que escuchaba una conversación con el teléfono móvil y otra persona sorda y sin embargo, comprobamos que existen las mismas alteraciones en el cerebro. Lo que quiere decir que si tú estás al lado de una persona que está teniendo una conversación por el teléfono móvil, te está contaminando tu propio cerebro sin estar interesado en la traducción de estas ondas en sonido.

¿Qué es la melatonina?

La Melatonina es una sustancia natural producida por la glándula pineal (epífisis) presente en todas las formas de vida.
La Melatonina es una molécula “inteligente” con múltiples funciones, que funciona de modo selectivo, actuando sólo, cuando, y donde es necesario.
Además es una sustancia que no tiene ninguna contraindicación y carece de efectos colaterales.

La mejor Melatonina es de origen vegetal y se extrae del cacao.Actúa directamente sobre el sueño. Es la sustancia natural que determina el ciclo sueño-vigilia.

Se tiene que tomar siempre media hora antes de acostarse, preferentemente a la misma hora, a fin de restablecer el propio ritmo circadiano (1 comprimido cada noche).
La Melatonina actúa de forma directa en la glándula pineal conservándola eficiente y preservandola del envejecimiento. La glándula pineal es un minúsculo órgano situado en la base del cerebro, que se conecta al cerebro y al sistema neuroendocrino-hormonal y nervioso por medio de una compleja red de conexiones.

Podemos afirmar con certeza que la glándula pineal (epífisis) es la clave para la comprensión del envejecimiento simplemente porque controla desde el nacimiento hasta la muerte la variabilidad cotidiana de las hormonas (ritmo circadiano) que regulan todas las funciones de nuestro organismo.

Esta absolutamente probado que la Melatonina mejora la eficiencia del nuestro sistema inmunitario aumentando nuestras defensas naturales preservándonos de las enfermedades en general (gripes, resfriados, etc.) y en particular de aquellas típicas del envejecimiento: cáncer, patologías cardiovasculares y auto-inmunes.”

Publicado en el diario digital de la Universidad de Alcalá de Henares

Esta entrada fue publicada en Noticias de Salud y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s