Problemas con la tiroides (hipotiroidismo)

Fuente

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es una alteración de la función de la glándula tiroides. El tiroides es una pequeña glándula que mide alrededor de 5 cm de diámetro situada en el cuello, bajo la piel, y por debajo de la nuez de Adán.

Se divide en dos mitades denominadas lóbulos, que están conectadas en su parte central (istmo), pareciéndose a la letra H o a un nudo de corbata.

Esta glándula secreta las hormonas tiroideas, que controlan la velocidad de las funciones químicas del cuerpo (velocidad metabólica). Las hormonas tiroideas tienen dos efectos importantes sobre el metabolismo:

Estimular a casi todos los tejidos del cuerpo para que produzcan proteínas.
Aumentar la cantidad de oxígeno que utilizan las células.
Sin las hormonas tiroideas, el crecimiento físico, el desarrollo mental y otras funciones del cuerpo, se atrasan o detienen.

Para producir hormonas tiroideas, la glándula tiroides necesita yodo, un elemento que contienen los alimentos y el agua.

Las hormonas del tiroides se encuentran en dos formas:

La tiroxina (T4) que es la forma producida en la glándula tiroides. Tiene un efecto ligero en la aceleración de la velocidad de los procesos metabólicos del cuerpo.
La tiroxina se convierte en el hígado y otros órganos en una forma metabólicamente activa, la triyodotironina (T3).
La mayoría de las formas T4 y T3 se unen a ciertas proteínas de la sangre, y son activas solamente cuando no están unidas a ellas. Así, el organismo mantiene la cantidad correcta de hormonas tiroideas, necesaria para conservar una velocidad metabólica estable.

Varios factores intervienen en el funcionamiento normal de la glándula tiroides: el hipotálamo, la hipófisis, las proteínas transportadoras de hormona tiroidea (de la sangre) y la conversión en el hígado, y los otros tejidos, de T4 y T3.

En el hipotálamo (situado en el encéfalo) se segrega la hormona liberadora de tirotropina (TRH). Esta actúa sobre la hipófisis haciendo que secrete la hormona estimulante del tiroides o tirotropina (TSH). Y ya por último, esta tirotropina es la que actúa sobre la tiroides para que produzca las hormonas tiroideas.

El hipotiroidismo es una afección en la que la glándula tiroides tiene un funcionamiento anómalo y produce muy poca cantidad de hormona tiroidea. Cuando las hormonas tiroideas disminuyen, la secreción de TSH (que regula la secreción de hormona) aumenta, en un intento de conseguir que el tiroides trabaje al máximo para recuperar el nivel de hormonas tiroideas, situación que no se consigue.

En consecuencia, el hipotiroidismo se caracteriza por una disminución global de la actividad orgánica que afecta a funciones metabólicas, neuronales, cardiocirculatorias, digestivas, etcétera.

Hipotiroidismo primario

Es el más frecuente. La glándula está afectada y no funciona correctamente. Puede aparecer también bocio. Se denomina bocio al aumento de la glándula tiroidea. En casos de bocio hay tres posibilidades:

Que la función de la glándula tiroidea sea normal.
Que la función de la glándula tiroidea esté aumentada, y en este caso se trataría de hipertiroidismo.
Que la función de la glándula tiroidea esté disminuida, lo que se conoce como hipotiroidismo. Los casos de hipotiroidismo con bocio son más frecuentes en zonas donde hay déficit de yodo. Presenta una relación directa con la dieta.
Hipotiroidismo secundario

La glándula tiroidea está en perfecto estado, sin embargo, la hipófisis no secreta la TSH (hormona estimulante de la tiroides), y es por ello por lo que la glándula tiroidea no produce las hormonas tiroideas. Nunca aparece bocio.

Hipotiroidismo terciario

Es el hipotálamo el que se ve afectado. No produce la hormona liberadora de tirotropina, haciendo que todo el conjunto se vea afectado, puesto que sin esta hormona, la hipófisis no puede secretar la TSH y, a su vez, la glándula tiroidea tampoco es capaz de secretar las hormonas tiroideas.

Factores de riesgo de hipotiroidismo

Hay una serie de colectivos que son más propensos a desarrollar esta enfermedad:

Mujeres mayores de 50 años.
Mujeres en el periodo de posparto.
Personas sometidas a una cirugía de la tiroides o aquellas que siguen terapias con yodo radiactivo.
Recién nacidos de madres hipertiroideas.
Personas con anticuerpos antitiroideos.

Síntomas del hipotiroidismo
La instauración es habitualmente lenta y progresiva. Los síntomas del hipotiroidismo se relacionan con una disminución en la actividad funcional de todos los sistemas del organismo; son sutiles y graduales, y pueden ser confundidos con una depresión.

Los más clásicos son:

Las expresiones faciales son toscas, la voz es ronca y la dicción (forma de emplear las palabras para formar oraciones) es lenta.
Los párpados están caídos, los ojos y la cara ofrecen un aspecto hinchado y abultado.
Muchas personas aumentan de peso, tienen estreñimiento.
Algunos pacientes son incapaces de tolerar el frío.
El cabello se vuelve ralo, áspero y seco, y la piel cambia a áspera, gruesa, seca y escamosa. También las uñas se ven afectadas y son quebradizas y débiles.
En muchos casos, se desarrolla el síndrome del túnel carpiano, que provoca hormigueo o dolor en las manos.
El pulso se vuelve más lento, las palmas de las manos y las plantas de los pies aparecen un poco anaranjadas (carotenemia).
Algunas personas, sobre todo la gente mayor, se vuelven olvidadizas y parecen confusas o dementes.
Si no se trata puede llegar a un caso extremo produciendo un coma mixedematoso. Es poco frecuente. Tiene lugar cuando el nivel de la hormona T4 es extremadamente bajo. Se caracteriza por:

Temperatura por debajo de lo normal.
Disminución de la respiración.
Presión arterial baja.
Glucemia baja.
Falta de reacción o respuesta.
En caso de que el hipotiroidismo lo padezca un recién nacido, los signos más característicos son:

Cara de apariencia hinchada.
Mirada triste.
Lengua larga que sobresale de la boca.
Cuando se trata de una paciente embarazada existen unos síntomas que distinguen el hipotiroidismo de las complicaciones normales del embarazo:

Problemas oculares.
Temblores de manos.
Hipertensión arterial.
Bocio.
Debilidad muscular.
Defecación más frecuente.
Separación de las uñas del lecho ungueal

Remedios naturales:

– Consumir kelp y fucus que son dos tipos de algas marinas que no sólo son ricos en yodo sino también en otros minerales como potasio, magnesio, calcio, hierro, zinc, etc., y se consideran estimulantes naturales de la glándula tiroides.

– Colocar 1 cucharadita de hojas de poleo en una taza de agua hirviendo y agregar miel para proporcionar más nutrientes. Tomar dos tazas al día.

– Lavar y rallar una raíz pequeña de jengibre y obtener una cucharada de ella la cual debe ser agregada a una taza de agua hirviendo. Tomar media taza de esta infusión dos veces al día.

-Mezclar pequeñas cantidades de pimienta de cayena (5-7granos) en ensaladas o en agua caliente o fría, ya que estimula la tiroides cuando está lenta como en el caso del hipotiroidismo. Sin embargo, no se debe consumir más de esa cantidad, ya que puede irritar la membrana mucosa del aparato digestivo.

-Colocar 1 cucharadita de hierba mate en una taza de agua hirviendo. Dejar reposar hasta que se refresque. Tomar lentamente y a sorbos una taza al día.

-Hervir 2 cucharadas de corteza de roble en un litro de agua durante 15 minutos. Luego, agregar la cantidad suficiente de arcilla para obtener una pasta homogénea. Aplicar esta preparación directamente al cuello durante el máximo tiempo posible.

Para el buen funcionamiento de la tiroides es fundamental el YODO, se lo puede tomar en gotas ( siempre que sea para uso interno) , si les gusta broncearse una buena fórmula es aceite y yodo, si ya están acostumbrados al sol.

Los vegetales con mucho yodo son los berros, los higos, el limón, el pepino, tomate, manzana, peras, naranjas, dátiles, ajo, remolacha, moras, ananá, acelga, arvejas y cebollas.

Cereales como el arroz, el trigo y el centeno también son ricos en el contenido de yodo.

Y sobre todo las algas y la sal marina.El agua de mar y el viento marino. —

Según Louise Hay la probable causa de los problemas de la TIROIDES son:

Humillación. «Nunca puedo hacer lo
que deseo. ¿Cuándo llegará mi turno?»

Y la afirmación sanadora:

Trasciendo viejas limitaciones y me permito
expresarme libre y creativamente.

——————————————————

El hipertiroidismo.

Es una afección en la cual la glándula tiroides produce demasiada hormona tiroidea. La afección a menudo se denomina “tiroides hiperactiva”.

Causas
La glándula tiroides es un órgano importante del sistema endocrino y se localiza en la parte frontal del cuello, justo por debajo de la laringe. La glándula produce las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), las cuales controlan la forma en que cada célula del cuerpo usa la energía. Este proceso se denomina metabolismo.

El hipertiroidismo ocurre cuando la tiroides libera demasiada cantidad de hormonas en un período de tiempo corto (aguda) o largo (crónica). Este problema puede ser ocasionado por muchas enfermedades y afecciones, como:

Recibir demasiado yodo
Enfermedad de Graves (representa la mayoría de los casos de hipertiroidismo)
Inflamación (tiroiditis) de la tiroides debido a infecciones virales u otras causas
Tumores no cancerosos de la glándula tiroidea o de la hipófisis
Tumores de los testículos o de los ovarios
Tomar grandes cantidades de hormona tiroidea

Síntomas

  • Dificultad para concentrarse
  • Fatiga
  • Deposiciones frecuentes
  • Bocio (tiroides visiblemente agrandada) o nódulos tiroideos
  • Intolerancia al calor
  • Aumento del apetito
  • Aumento de la sudoración
  • Irregularidades en la menstruación en las mujeres
  • Nerviosismo
  • Inquietud
  • Pérdida de peso (rara vez, aumento de peso)

Otros síntomas que pueden presentarse con esta enfermedad son:

  • Desarrollo de mamas en los hombres
  • Piel pegajosa
  • Diarrea
  • Pérdida del cabello
  • Temblor en las manos
  • Hipertensión arterial
  • Prurito generalizado
  • Ausencia de menstruación en las mujeres
  • Náuseas y vómitos
  • Pulso saltón, rápido e irregular
  • Ojos saltones (exoftalmos)
  • Latidos cardíacos irregulares, fuertes o rápidos (palpitaciones)
  • Piel caliente o enrojecida
  • Dificultad para dormir
  • Debilidad

Remedios caseros:

Hacer un jugo con hojas de col y limón. Beber a cucharadas.
Consumir diariamente, rábano.
Hervir el equivalente a una taza de agua, con una cucharadita de planta seca de menta de lobo. Tapar y dejar reposar. Beber dos tazas diarias.
Hervir 1/2 litro de agua con una cucharada de menta de lobo y una cucharada de melisa o toronjil. Tapar y dejar reposar. Beber hasta tres tazas diarias de esta infusión.
Consumir alimentos con alto contenido en calcio y vitamina D.
Beber diariamente un jugo hecho con dos naranjas y un limón.
Incrementar legumbres a la dieta.
Consumir plantas ricas en ácido cafeico como: higos, lechuga, apio, calabazas.
Añadir a la dieta, plantas ricas en ácido clorogénico como: zanahorias, berenjenas, ciruelas, melocotones, aguacates.
Incrementar plantas ricas en ácido elágico a la dieta como: granadas, uvas, nueces, castañas.

——————————————————–

TIROIDES – GUARDANDO MIS EMOCIONES

¿Qué le pasa a mi tiroides?

La glándula tiroides se halla en la base del cuello. Está vinculada directamente al centro de energía de la garganta, también llamado chakra de la garganta. El papel de esta glándula es secretar dos hormonas muy importantes, bien la tiroxina y la triotironina que tienen como particularidad el contener iodo, reconocido por ser un poderoso antiséptico necesario al buen funcionamiento de todo el cuerpo. Sin ellas, no podría vivir.

Un caso de hiper/ hipo – funcionamiento de la tiroides podrá presentarse si tengo el sentimiento de siempre reprimir insultos o que la vida es injusta conmigo. Complaciéndome en este papel, llego incluso a provocar alrededor mío situaciones problemáticas para ser cada vez más una víctima.

El cuello, que junta la cabeza con mi cuerpo, hace de esta área la unión entre el cuerpo y la mente. Si mi orgullo es muy fuerte y que cierra mi corazón, paso al lado de mis verdaderas necesidades. El centro de energía de la garganta representa mi creatividad. Aprendo pues a expresarme libremente y uso todos mis medios. Desarrollo mi espíritu creador.

HIPERTIROIDÍA: Indica una hiperactividad, una actividad demasiado grande de la glándula tiroides. Mi metabolismo aumenta. Por lo tanto tengo calores y transpiro. Vivo una gran decepción por no poder cumplir lo que quiero realmente o expresar lo que debo decir porque respondo a las esperas de los demás en vez de las mías. En consecuencia, vivo rencor, frustración, odio hacía todo lo que no corresponde realmente a mis esperas; también puedo escuchar los consejos de los demás sin escucharme interiormente. Además, me doy plazos muy cortos en las cosas por hacer, lo cual me pide siempre apresurarme para terminar a tiempo los proyectos en curso. Siempre hay que ir más de prisa!
Cuando mi tiroides está hiperactiva, frecuentemente tengo dificultad con el tiempo y con el hecho de hacer tarde. Entonces, mi cuerpo me da un mensaje. Tomo consciencia de mi poder. Así, tomo mis decisiones y creo mis acciones según mi discernimiento interior.

Soy co-creador de mi vida.

HIPOTIROIDÍA La hipotiroidía es un sub – funcionamiento de la glándula tiroides, una insuficiencia de la tiroides. Puede provocar una prominencia de los ojos. Las causas físicas son: un desarreglo del sistema inmunitario, una destrucción de la tiroides por una tiroiditis formando anticuerpos que atacan la glándula y una carencia de iodo lo cual conduce a un incremento del porcentaje de colesterol, cansancio, dolores musculares, un hormigueo y frío en las extremidades, estreñimiento y una disminución de los reflejos. Incluso puede aparecer el desanimo haciéndome triste, pesimista y suscitando el sentimiento de estar incomprendido. Mi cuerpo me transmite un S.O.S.

Las causas metafísicas son también importantes. El chakra de la garganta está vinculado a mi comunicación y a mi creatividad.
¿Cómo es mi comunicación conmigo mismo, con mis familiares y los demás? ¿Cómo es que ejerzo mi creatividad en lo que hago?
La hipotiroidía también puede proceder de mi incapacidad a afrontar una situación que reaparece repetidas veces en mi vida frente a la cual no sé cómo reaccionar.

Soy creador de mi vida. Comunico la armonía por todas partes alrededor mío. Tengo fe y veo la vida con una nueva mirada.

Mike Gilbert

_________________________

PARA FORTALECER LA TIROIDES.

Esta entrada fue publicada en Noticias de Salud y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Problemas con la tiroides (hipotiroidismo)

  1. jose luis ordoñez dijo:

    Primero debo darlas la gracias por semejante artículo grandioso, ahora se que el mal funsionamiento de la gladula tiroides se derivan muchas enfermedades que si no se hace un buen diagnostico médico puede ser catastrófico para nuestra salud. Gracias por los consejos naturales que son sumamente importates para una buena salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s